domingo, 15 de marzo de 2015

PECHUGAS CON JAMÓN Y PATATAS ASADAS PERFECTAS


Hola holaaaa!!! Aquí os traigo dos recetas en una. Las pechugas solas ya son una receta pero he querido acompañarlas con estas patatas asadas que os pueden venir bien para complementar cualquier plato. Es una receta sencilla de preparar, lo que más tarda en hacerse son las patatas pero el resultado es genial.
 A todos les ha gustado y como acepto la crítica constructiva muy bien, me han sugerido que la próxima vez abra las pechugas a modo libro y también ponga jamón y queso dentro, beicon ahumado...La  verdad es que de esa otra forma también han de quedar muy buenas.

Ingredientes para las pechugas:
4 pechugas grandecitas
Harina para rebozar
40 gr de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva
75 gr de jamón serrano cortado fino
50 gr de queso rallado
Un cazo de los de sopa de caldo de pollo
Sal y pimienta recién molida
 Ingredientes para las patatas:
1kg de patatas
2 nueces de manteca
50 gr de mantequilla
1 cabeza de ajos
2 ramitas de romero
1 chorrito de aceite de oliva



Empezamos cortando las patatas como si fuesen para estofado.


Las ponemos a hervir 10 minutos en agua y sal
Precalentamos el horno a 200º

Escurrimos las patatas y las echamos en una fuente de horno.
Echamos por encima la manteca en trocitos, la mantequilla en trocitos, los ajos que previamente habremos dado un golpe seco de cuchillo, el romero y un buen chorreón de aceite de oliva.
Horno 30 minutos a 200º
 Vamos con las pechugas!!
La colocamos sobre la tabla, cortamos la parte que suelen llevar por debajo y salpimentamos.


Rebozamos en harina y sacudimos para que expulsen el exceso de harina. 


 En una sartén echamos la mantequilla y el aceite de oliva 


 Cuando esté bien derretida la mantequilla freímos las pechugas 3 minutos por cada lado para que se doren


Ya han paso los 30 minutos de horno, sacamos las patatas, las removemos bien y chafamos un poquito.
Vuelta al horno 30 minutos más.


 Una vez doradas las pechugas las colocamos en una fuente de horno

 Cubrimos con trocitos de jamón.
Procura que los trocitos de una pechuga no toquen a la otra porque si no el queso los pegará y luego es más difícil servirlas.


 Rociamos bien con queso rallado por encima

 Echamos en el aceite que nos ha quedado en la sarten el caldo de pollo y lo dejamos hervir un momento.
Yo no tenía caldo y he usado una pastilla de concentrado de pollo con un cucharón de agua.


 Vertemos este caldo por encima de las pechugas y horno 20 minutos a 200º


 Y así quedan las pechugas

Y así quedan las patatas, doraditas por fuera y blanditas por dentro.
Deliciosas.
Buen provecho!!!