sábado, 26 de julio de 2014

TARTA DE PIÑA


Esta tarta es supersencilla de preparar, no necesita horno, que ahora en verano se agradece y su sabor es delicioso. No lleva nada de azúcar y es muy digestiva. Se prepara en un momento y tiene un resultado espectacular.

 Ingredientes:
12 bizcochos de soletilla
2 latas de piña en su jugo de unos 420 gr cada una
1 L. de nata líquida para montar
2 sobres de gelatina (si la encuentras de piña genial, si no, puedes usar neutra como yo)

 Abrimos las latas de piña y vaciamos el jugo de una de las latas en un plato hondo.
Remojamos los bizcochos. No mucho porque se deshacen.

Los vamos colocando en la base del molde con cuidado. 

Reservamos 4 rodajas de piña para decorar y el resto de las dos latas las trituramos. 
Ponemos un cazo al fuego con el jugo de la segunda lata, dejamos que hierva y cuando rompa a hervir lo apartamos del fuego y disolvemos los dos sobres de gelatina. 
dejamos templar 5 minutos.

 Semimontamos la nata con la batidora

Ahora ya es solo mezclar los ingredientes.
 Añadimos a la nata la piña triturada y removemos bien.

Por último añadimos la gelatina en el jugo de piña que teníamos templando y volvemos a remover bien.

 Rellenamos el molde de la tarta.
Para estas cantidades he usado un molde desmontable de 26 cm.
Ponemos a enfriar en la nevera.
Una vez bien fría, desmoldamos y decoramos con las 4 rodajas de piña que habíamos reservado.
Un truquito por si te has despistado y no has preparado la tarta el día anterior es que tengas una bandeja del congelador libre y la metas a enfriar una hora y queda fantástica.
Y Listo !!! a triunfar !!!
Buen provecho!!!