miércoles, 30 de enero de 2013

COCHINITA PIBIL




Este plato lo he comido muchas veces en un restaurante mexicano que hay al lado de casa y sin dudarlo es el que más me gusta de todos, aunque tengo que reconocer que cocinan tan tan bien en ese restaurante que todos me encantan.
Una vez que decidí prepararla yo en casa y así poder comerla cuando quisiese, les pedí ayuda a mis amigas y rápidamente mi "sister" Ludys Juarez, y mis princesas Franca Cuomo, Gaby Vallejo y Laura Thompson o como todos la conocemos....Tia Laurita, una gran maestra de las manualidades que ha ido a programas de televisión y todo a enseñar lo que sabe hacer, me enviaron distintas recetas desde México  Que ganas tengo de ir allí a probarlas en persona !!!
De todas esas recetas, yo he hecho esta versión, ya que la original se sirve con cebolla colorada y salsa de jalapeños, pero me resulta difícil encontrarlos y mi hijo Oscar me dio la idea de la Salsa de queso con jalapeños.
Como siempre, una receta muy fácil de cocinar y que en nada está preparada.
 Porque lo bueno es que macere del día anterior, pero también la puedes preparar tres o cuatro horas antes y está genial.

Ingredientes:

2 kg de cabeza de lomo cortado a dados de unos 2 cm
500 ml de zumo de naranja
½ taza de vinagre blanco
Zumo de 1 limón
1 cabeza de ajos pelados
200 gr de pasta de achiote
Sal y pimienta al gusto
Aceite de oliva
1 bote de salsa de queso con jalapeños suave
tortilla de trigo tamaño pequeño, o grande, eso es al gusto.





Preparación:
Una vez que tenemos la carne cortada en dados de unos dos cm la salpimentamos al gusto y la ponemos en un recipiente hondo.








En el vaso de la batidora trituramos los ajos, el achiote y mezclamos con el zumo de naranja, el de limón y el vinagre.



Este batido se lo echaremos a la carne por encima y la dejamos macerar varias horas, si lo preparamos el día anterior mucho mejor.






 Ponemos una sartén al fuego con aceite de oliva y vamos sellando la carne y pasándola a la olla exprés.




 Una vez que la tenemos toda sellada, cubrimos con el caldito que nos ha sobrado y cocemos durante 25 minutos.

 Como sabemos si la carne está ya preparada y lista para comer?? Lo mejor es coger un trocito y ponerlo en un plato, sólo tocándolo un poco con el tenedor se deshace enseguida.